Qué es la NEURODESCODIFICACIÓN?

Es un camino de consciencia. Un camino hacia nuestra historia familiar ancestral. Además de códigos que también recibimos en la panza de mamá y nuestros ancestros, dónde también se encuentra esa información. Nuestro inconsciente tiene toda esa información, es quien nos puede dar las respuestas que buscaremos al desandar ese camino.

No iremos a buscar cualquier historia, solo las historias dolorosas, no sanadas, con mucha carga emocional no tramitada, no manifestada y liberada, que se tradujeron en algo psíquico, físico o emocional, un mensaje codificado, quedando grabado en el inconsciente familiar. ¿Qué nos alerta y nos recuerda cuál es nuestro propósito, qué vinimos a sanar en este plano, en este mundo? El síntoma.

Para la NeuroDecodificación, síntoma no solo es una enfermedad o problema físico, es todo aquello que nos impide estar en paz. Por ejemplo: malas relaciones con padres, hijos, hermanos, compañeros de trabajo, jefes; no lograr mantener un trabajo; vivir endeudados, aún con buenos ingresos; malas relaciones de pareja, no conseguir pareja o no poder mantener una pareja; imposibilidad de tener hijos, cuando los estudios clínicos no demuestran tal imposibilidad; y todo los que no te permite vivir en paz. Buscamos el “para qué”.

Cuando el síntoma es físico, podemos decodificarlo según la función del órgano o parte del cuerpo afectado, ¿para qué nos serviría ese impedimento o imposibilidad? Establecemos una conexión entre el inconsciente y el consciente, por eso decimos que es un camino de consciencia. Si es un mensaje emocional, de conducta, o psíquico, haremos el mismo recorrido para descifrarlo.

Nuestra vida comprende secuencias de tiempo, partiendo de la edad donde aparece el síntoma, vamos recorriendo hacia atrás cada una de esas secuencias de tiempo, llegando a la panza de mamá, donde esos códigos que nos transmite hablan de sentimientos, emociones, relaciones, pérdidas. Y pasando por el momento de nuestra concepción, seguimos transitando esas secuencias de tiempo con mamá y sus propias secuencias de tiempo, para llegar a nuestros ancestros, quienes nos contarán esa historia que estamos repitiendo. Esa historia que tenemos que cambiar.

Hablamos de emociones y de biología, lo Bioemocional. Pero ¿qué historias repetimos?

En las dinámicas familiares ninguna información se pierde, lo que no se ha resuelto en la genealogía es transmitida a la descendencia para que se haga cargo de la resolución del conflicto. En la transmisión de un recuerdo de inconsciente a inconsciente, ese recuerdo es el vínculo que une un objeto (tiempo, lugar, tema) con una emoción, un sentido.

El ser humano es la suma de recuerdos emocionales, personales, familiares y culturales. Por ejemplo, ¿cuántas parejas no pueden concebir un hijo, los estudios reflejan que no hay impedimento, que físicamente está todo bien pero no hay gestación, o se producen abortos espontáneos y muchas cosas más? Seguramente generaciones arriba hubo un drama relacionado con partos o niños pequeños y está guardado en el inconsciente familiar y en cada célula de sus miembros. No todos los integrantes de la familia cuentan con los mismos programas.

El inconsciente tiene características que son muy importantes:

  • Nos protege . Pero, ¿de qué forma? Hay acontecimientos traumáticos que han vivido nuestros ancestros, por ejemplo, alguien que se va de la familia, se separa del clan, esto para el inconsciente va en contra de la biología, porque la separación de la manada provoca la muerte; historias de haber pasado hambre, la muerte de una persona joven o de un niño, es anti biológico, impide la continuidad del clan. La naturaleza hace todo lo posible para que la vida se conserve y se multiplique la especie, la biología tiene esa lógica. Así funciona el Universo, cada capa del Universo es protectora de la lógica universal, la humanidad responde a la misma lógica, todo lo que atente contra esta lógica no va a prosperar.
  • Es atemporal . Esto explica cómo nosotros en la actualidad repetimos historias que sucedieron tantos años atrás, lo que vivió la bisabuela y lo que repito actualmente, para el inconsciente  es “ahora” que sucede.
  • No distingue lo real de lo virtual , crea lo que cree, por eso podemos cambiar la historia.
  • Es inocente.  No hace juicios de valor. Nada es bueno o malo. Simplemente ES.
  • El otro soy Yo. El mundo es un espejo de vos mismo, tu creación. Todo lo que encontrás en el otro es reflejo de tu interior.

El inconsciente tiene en su base un mandato biológico, por lo tanto en esta experiencia humana todo lo que dio por resultado vida hay que repetirlo, todo lo que dio por resultado muerte, real o simbólica, hay que evitarlo, con esta regla junto a nuestro inconsciente y los datos cargados en la memoria celular, actual y transgeneracional, el cerebro CREA una realidad adecuada en la que podamos SOBREVIVIR, todo es una creación de la mente.

En las dinámicas familiares hay secretos, historias que no se han contado, por miedo, culpa, vergüenza, que afectaron emocionalmente, que van a repercutir en las generaciones siguientes. Lo sorprendente es que el heredero del secreto familiar a veces puede presentir o adivinar que algo sucedió. Cuantas veces nos preguntamos ¿por qué siempre me pasa lo mismo? Para la Decodificación Bioemocional nuestras enfermedades tienen un sentido biológico, se parte de que todo es información codificada, por lo tanto se puede decodificar al acceder al conflicto emocional causante del síntoma o de la enfermedad.

Por eso en este camino vamos a llegar a ese ancestro que tiene esa historia que estamos repitiendo y vamos a cambiarla, para liberar esa emoción atrapada.

Hammer dice “las emociones que no hemos podido tramitar nos afectan en nuestro cuerpo, en nuestra biología, la energía se convierte en materia”, y que todos los pueblos antiguos tenían razón.

Lo que está claro es que trabajar en estos secretos evitará que nuestra descendencia tenga que sufrirlos. Ante todo debemos aclarar que la NeuroDecodificación no reemplaza tratamientos médicos, medicinales o estudios, ni terapias psicológicas o psiquiátricas.

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a

info@enfel.org

× ¿Puedo ayudarte en algo?