¡Oferta!

Libro: NUEVOS PARADIGMAS

$400.00 $200.00

Autor: David Hosting

Quien sabe programar en computación desde programas como VISUAL BASIC o C++, PHP o HTML saben leer el código y saben cómo cambiar las apariencias de los programas o de las páginas web haciendo cambios en los códigos.

Quien aprenda los códigos de grabación en el cerebro humano, se convierte en un programador y mago de esta realidad

U$D 8 Ahora U$D 5

PARA ARGENTINA POR MERCADO PAGO BOTON DE ABAJO

Especificaciones

, Etiqueta:

Descripción

El mono mago

Había una vez… Como comienzan todos los cuentos… un mono que era mago…

Este mono poseía una varita mágica, era un mono juguetón y divertido, se la pasaba saltando y haciendo piruetas todo el día. Apuntaba con su varita y lograba de repente aparecer cosas, algunas muy locas y sin sentido.

Vivía en la selva pero había hecho de su territorio un verdadero caos, cualquier cosa o idea que se le cruzaba por su cerebro reptil lo creaba con increíble su poder.

Todo lo que hacía le parecía divertido, pero a veces tenía que lidiar con alguna creación que lo sobrepasaba, pues de vez en cuando pensaba en enemigos más fuertes que él y estos enemigos aparecían y le hacían vivir un mal rato.

En estos casos debía aprender a revertir la situación, pero solo se le ocurría huir y huir de sus creaciones que lo superaban. Este mono mago era muy particular, porque a pesar de su magia, él nunca supo que era mago. Le atribuía toda su capacidad de poder a la selva y solía culpar a su misma creación de estar allí.

Un día se quejó ante el Rey León de manera muy severa diciéndole: “Oye Rey León, ¿Qué es esto que me rodea? No es justo, yo no merezco todo esto” El Rey León le contestó: “Querido mono mago, todo cuanto te rodea no es más ni menos que tus propias ideas” Por supuesto que el mono mago salió de la presencia del Rey León quejándose y atribuyendo locura al principal sabio.

Cuenta alguno por ahí que… Algunos de esta raza de monos magos fueron cambiando, ya hartos del caos que les rodeaban. Coincidían y reconocían que el poder estaba en su varita mágica, aceptando que desde allí podían crear todo cuanto anhelaban y así fueron dominando el uso de la varita. Bien erguidos y caminando sobre sus patas traseras y erguidos se mostraban seguros creando para si el ambiente que deseaban.

Pero solo algunos… La cantidad de estos monos no llegaron a ser ni la raíz cuadrada del uno por ciento del total de su raza. Aún.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Libro: NUEVOS PARADIGMAS”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…