Lección 1 de 10
En Progreso

01 – INTRODUCCIÓN A NIVELES LOGICOS DE LA MENTE

El conocimiento de los Niveles Neurológicos aportan a una reducción de cortisol, las llamadas hormonas del estrés, por lo tanto, una mejor calidad de vida.

Poner cada cosa en su lugar libera espacio en nuestro cerebro, como cuando acomodamos las cajoneras de nuestro ropero.

Llamar a las cosas por su nombre, eso nos ayuda a la identificación de la ideas y poder cambiar aquellas que queramos cambiar

Su historia

Dilts manifiesta que el inspirador modelo que lleva su nombre fue el antropólogo, lingüista y cibernético Gregory Bateson, a cuyas clases de Ecología de la Mente acudió en la Universidad de Santa Cruz de California en 1976, quien a su vez se basó en los trabajos del filósofo y matemático británico Bertrand Russell sobre lógica y matemáticas. “Bateson -relata- había adaptado el pensamiento cibernético a la comunicación y a la interacción humana con el objetivo de desarrollar generalizaciones sobre el comportamiento y las características mentales de individuos, grupos y familias”.

Robert Dilt

Estructura

  • La Pirámide de Niveles Neurológicos se divide, según los autores que se consulten, en cinco (Ready y Burton, Launer) o seis niveles (Baker y Forner, Bavister y Vickers, Carrión, Dilts, García de Miguel). Dado que no existe un consenso entre ellos, nosotros preferimos ampliar esta sistematización hasta siete niveles, pues nos parece más práctico expandir los estadios superiores de la Pirámide a la hora de jerarquizar las preguntas según su impacto en la totalidad del sistema, tal y como desarrollaremos más adelante.
  • Estos niveles son, de menos a más: Entorno (ambiente), Conducta (comportamiento), Capacidad (aptitud), Creencias-Valores (motivación), Identidad (rol) y Espiritual (divisible, como decimos, en dos niveles: Transpersonal y Trascendente).

Carrión explica que esta jerarquía responde a las siguientes cinco premisas:

1. La función de cada nivel consiste en organizar la información del nivel inmediatamente inferior.

2. Las reglas que rigen los cambios son distintas para cada uno de los niveles.

3. Un cambio en un nivel superior afectará, casi con toda seguridad, en diversos puntos de los niveles inferiores.

4. Un cambio en un nivel inferior no tiene por qué afectar necesariamente (aunque puede hacerlo) a los niveles superiores.

5. Un nivel inferior mal estructurado es como un soporte insuficiente para el nivel superior, más “pesado”.

4 Premisas mas

  • 1. Cada nivel sirve de marco para la formulación de preguntas específicas,
  • 2. Cada nivel funciona según unas determinadas líneas de acción que pueden expresarse con verbos concretos,
  • 3. Cada nivel está relacionado con la corporalidad humana según los distintos sistemas que componen nuestro organismo y, finalmente.
  • 4. Cada nivel orienta sobre el rol más adecuado a la hora de brindar apoyo para el aprendizaje y el cambio según sea la situación y la necesidad del individuo.

El cerebro

El cerebro funciona en diferentes niveles de existencia y de pensamiento.

Para cambiar una conducta es importante saber en qué nivel del pensamiento se encuentra.

Gregory  Bateson  resalto la importancia de los “niveles lógicos “del pensamiento. Señaló que en los procesos de  aprendizaje, cambio y comunicación existen unas jerarquías naturales.

La función de cada una de los niveles del pensamiento es organizar la información del nivel inferior y sus subsecuentes niveles.

Gregory observo que con frecuencia, la confusión de los niveles lógicos es lo que origina los problemas en el ser humano.

Robert ha retomado este modelo de los niveles lógicos y los ha formalizado de tal manera que podamos utilizarlos para descubrir y comprender el modelo del mundo de una persona.

Entre más alto es el nivel del problema, se tendrá que trabajar en un nivel del pensamiento más profundo.

Debemos estar atentos al lenguaje que utilizamos, ya que dichas palabras tienen una carga en nuestro cuerpo y nuestra mente.

Comentarios

Robert Dilts define la Pirámide de Niveles Neurológicos como “una jerarquía de aprendizajes y cambios”, y la describe como “un modelo estructurado en niveles en el que cada uno sintetiza, organiza y dirige una clase concreta de actividad en el nivel inmediatamente inferior”.


Ready y Burton se refieren a ella como “una herramienta poderosísima” en tanto que fragmenta el proceso para pensar respecto al cambio en categorías de información diferenciadas. Además, en su labor divulgativa sobre lo que es la PNL, estos autores vinculan estrechamente la Pirámide de Dilts a las preguntas que es pertinente formular en cada nivel a fin de comprender las transformaciones que se darán en cada uno de ellos, lo que apunta a su extraordinaria utilidad en la práctica del coaching.


Bavister y Vickers puntualizan que la Pirámide proporciona “un marco para entender todo lo relacionado con el cambio personal” y “hace que sea fácil saber cómo es mejor intervenir a la hora de trabajar solos o con otras personas”.


O’Connor y Seymour hablan incluso de un “Campo Unificado de la PNL”, es decir, de toda una matriz tridimensional que integra en la visión sistémica de la Pirámide de Dilts otros dos aspectos determinantes en los procesos mentales del ser humano: su posición perceptiva y su concepción del tiempo.

Respuestas

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a

info@enfel.org

× ¿Puedo ayudarte en algo?